lunes, 20 de julio de 2009

Entrelazado

Tú,
entrelazado y perdido al borde de mis dedos
rociado de chispas celestes
mirando hacia la nada...
Tú...
Prendido, hilvanado, regado y crecido.
Emanando fuerte desde la coraza de mi alma.
Tus hojas
tu vientre de raíz
tu sólida luz...
¡No te marchas, no!
Tu fuerza y tu amor
es parte de la tarde
y así lo entiende ese verde...
Emigras por instantes
estiras tus ramas
para volver otra vez como llave del tiempo
y de la vida...
Siempre cercano y magestuoso...

5 comentarios:

jj dijo...

Siempre presente..
muy bello; me agrada que no todo escrito sea amor pasion y desengano; gracias por ser original
jj

Nómada planetario dijo...

Un poema lleno de frescura.
Saludos desde un Sur que derrite, esta tarde las ideas no me dan para más.

Maria Coca dijo...

Impresionante árbol, digno de tus más bellas palabras, sin duda.

Un abrazo.

Canto y vida. dijo...

Gracias a los tres. Las palabras viven cada vez que hay seres sensibles para tomarlas.

ABRAZOS...

un viejo tanguero dijo...

¿Qué diría un árbol si pudiera hablar?
Algo parecido a tus palabras.
Besos.


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com