martes, 1 de julio de 2008

Camino, caminantes...



Todos los días se encuentra y se pierde un poco de camino.
Las manos lodo se abren vacías
Las piernas flechas echan de lado a nuestro cuerpo...
Y morimos gota a gota
al recorrer como sonámbulos
las galerías ausentes
sin poder llorar...

Como si fuera viento seco
nuestro corazón
y nuestra carne.

Como si nuestro tránsito naufragara
y ya no importara tanto vivir…

-Después de todo
algo hay que hacer con el tiempo
y con las manos...

Hundir la cara para despertarnos
o sembrar de agujeros nuestra carne...
y luego verterla como abono
en los campos...

4 comentarios:

Shanty dijo...

Un poema lleno de desesperanza. A pesar de los días en que nada nos importa, vendrán nuevas estaciones y la vida sonreirá de nuevo.
Muchos besos,
Shanty

Canto y vida. dijo...

Este poema forma parte de un momento triste. Y es cierto, la vida nos depara múltiples opciones, y todos nos producen enseñanzas, son estaciones, como tú lo señalas.

Gracias por la visita y el comentario.

Te prometo que el próximo va a ser más optimista.

Un abrazo amiga.

Nómada planetario dijo...

No seas tan dura, es cierto que todas las horas hieren y la última mata, pero levanta ese ánimo y despega como tú sabes hacerlo.
Saludos desde torre de control, pista libre.
Un abrazo.

Canto y vida. dijo...

Gracias mil Nómada.
Después de viajar a tu blog, te aseguro que ya despegué y dejé atrás esa tristeza.
Un abrazote.


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com